Se hizo millonario vendiendo lechona y morcilla en Rusia.

Autor: Equipo de redacción Fecha publicación: 26/09/2018 

El creciente desempleo en el país a raíz del aumento de la población, las condiciones de pobreza extrema y el auge de Venezolanos en el país ha obligado a muchos colombianos a buscar su destino y  progreso al igual que al pueblo vecino lejos de su tierra. Este es el caso de Marcos, un tolimense emprendedor que al verse falto de empleo y con la oportunidad de poder trabajar en Rusia, decidió dejar su terruño para buscar fortuna en el país Euroasiatico trabajando para una empresa que tiene sede en Colombia pero que necesitaba mano de obra efectiva para su central en su país de origen. Una vez allí  y cumplido el tiempo de contrato, planeaba regresar a Colombia pero al ver la actividad económica y los indices de empleo tan altos, decidió probar con un método muy colombiano : se dedicó a vender de manera ambulante y mediante un permiso obtenido por las instituciones pertinentes lechona y rellenas colombianas. "Al principio fue duro, nadie me compraba pues no sabían que era, pero poco a poco fui ganando clientes,  ya después prácticamente habían hogares donde tenían que comer por lo menos una vez al día lo que yo preparo, fue difícil por el idioma también, pero no imposible, en Rusia estoy y en Rusia me quedo" dice el hombre que ya lleva cinco años desenvolviéndose en esta actividad y lo cual le ha generado para adquirir un patrimonio avaluado en mas de 2.000 millones de pesos colombianos, esto sin contar su cuenta bancaria en Rusia.