Se encontró chance con el número ganador y lo regresó a su dueño, ejemplo a seguir.

Autor: Equipo de redacción Fecha publicación: 11/09/2018 

La honestidad es un valor que en nuestro día a día se ve menos, prevalece la ley de “el más vivo” que es aquel que saca provecho de cualquier situación, alejándonos cada vez más del hecho de hacer lo correcto. Pero ese no es el caso de don Pedro, un campesino boyacense que en la mañana de ayer encontró un billete de Lotería que, de manera grata, coincidía con el número que había sido el ganador la noche anterior. Pero contrario a lo que otro hubiese hecho, don Pedro se acercó a los dos puestos donde venden chance en su pueblo y averiguó en cual había sido vendido, mediante las cámaras de seguridad se pudo verificar quien había sido su comprador por la hora en que fue expedido, para luego regresárselo y que pudiera cobrar su premio que asciende alrededor de los 15 millones de pesos.   El feliz ganador le obsequió a don Pedro un millón de pesos como recompensa a su honestidad y el solo dice que lo hace feliz ver a alguien tan agradecido “no es justo que, si el lleva toda su vida jugando chance, yo me apropie de algo que no compré y reclame lo que no es mío, esa plata seria maldita, mejor me quedo con el milloncito no mas pero feliz”, sabias palabras de un campesino que demuestra que la educación no está solo en los libros, ejemplo digno de ser compartido.