Salió borracho de una fiesta y cogió taxi para irse para su casa, la fiesta era en su casa.

Autor: Equipo de redacción Fecha publicación: 29/10/2018 

Un intenso operativo de búsqueda fue llevado a cabo en horas de la madrugada por parte de las autoridades luego de que varios familiares de un hombre de aproximadamente 35 años los alertaran diciendo que había sido víctima de un secuestro. Las autoridades se pusieron rápidamente en actividad logrando detener el vehículo y el aparente delito en ejecución. La sorpresa vino minutos después cuando el hombre en estado de embriaguez pero con plena fluidez verbal y al ver al taxista que lo transportaba sometido por las autoridades, alegó que él no fue secuestrado, sino que había solicitado un taxi para irse para su casa, pues ya estaba cansado de la fiesta, varios familiares tuvieron que pedirle excusas a las autoridades,  pues la residencia donde se desarrollaba la celebración le pertenecía al hombre y no entendían como era posible que saliera de su casa a solicitar taxi para irse para su hogar, sitio en el que se encontraba. La familia del hombre tuvo que indemnizar al afectado taxista y tendrá que asistir a rendir cuentas por falsas alertas a las autoridades, hecho que es regulado de la misma manera que si se efectuara llamadas de falsas emergencias al 911 , ya que esto conlleva gastos innecesarios de los recursos de la nación y son sancionables.