Lo habían expulsado hacía dos meses del colegio, la madre se enteró porque seguía “asistiendo” en semana de receso.

Autor: Equipo de redacción Fecha publicación: 09/10/2018 

Un caso severo de violencia intrafamiliar fue atendido el día de ayer por una comisaria de familia del barrio El Rincón en la localidad de Suba, donde una madre agredió violentamente a su hijo al parecer por temas relacionados con su estudio y asistencia al colegio. Cuenta la madre que el joven asistía a sus clases normalmente, se levantaba a las hora apropiada para llegar a tiempo al colegio, tomaba su desayuno de igual manera el dinero que le daban a diario para sus "onces", lo extraño vino el día de ayer cuando el joven en horas de la mañana se fue para el colegio como un día cualquiera y a la madre se le hizo extraño pues hasta donde ella tenía conocimiento la institución había salido a semana de receso. Decidió seguir al menor para darse cuenta que se internaba en un salón de videojuegos donde le daban acceso desde temprano aun sin que hubiesen abierto sus puertas al público, al parecer era cliente habitual. Ella esperó que el joven volviera de su "jornada" para confrontarlo y averiguar que sucedia. La violencia vino cuando él le respondió que hacía dos meses lo habian expulsado y por miedo no fue capaz de decírselo, le admitió que esperaba que finalizara el año para decirle una vez hubiese viajado a donde sus abuelos fuera de Bogotá, pero que cometió el error de equivocarse  respecto al tiempo de receso del colegio, además confesó que le pidió a una amiga mayor de edad que llamara al colegio y se hiciera pasar por ella para que no se sospechara nada.   El caso fue puesto en conocimiento del ICBF ya que al parecer la violencia padecida por el menor de edad en su hogar lo motivó a tomar este tipo de acciones.