Le devolverán la plata y una indemnización de 1 año de empanadas gratis.

Autor: Equipo de redacción Fecha publicación: 09/03/2019 

El agente que impuso la multa de $833.000 fue citado para escuchar su versión en el Ministerio Público Distrital. Un tremendo reversazo dio el caso de la multa que impusieron a Stiven Claros de Bogotá por comprar una empanada en la calle. La Personería de Bogotá logró que se absolviera la sanción al reconocer que las autoridades se equivocaron en el procedimiento y éste fue mal aplicado.



El polémico caso que desató una ola de sanciones en distintas regiones del país por acciones que van desde preguntar el valor de una empanada, llevar a alguien que no sea familiar en vehículo particular hasta correr en una terminal de transporte, se registró el pasado 11 de febrero en el norte de Bogotá y el joven de 22 años fue multado con $833.000 por infringir el Código de Policía. La inspectora 17 de Policía de Atención Prioritaria, Mireya Peña García, atendió la solicitud de la Personería y del ciudadano y ordenó al Distrito la devolución de $441.662 que había pagado el joven dentro de los cinco primeros días hábiles después de la notificación con lo que habría logrado una reducción del 50% .La Personera Carmen Teresa Castañeda explicó que también se pidió priorización y celeridad de la audiencia porque estas diligencias normalmente tardan hasta ocho meses después de impuesta la sanción.

Anexo a ésto circula información no oficial en redes que el joven podría ser indemnizado por afectar su buen nombre y muchos piden que de hacerse efectiva esta indemnización solicite que sea en un bono canjeable por empanadas durante un año.