Joven asegura que nunca madruga para que “Dios ayude a otras personas”.

Autor: Equipo de redacción Fecha publicación: 18/03/2019 

Una acalorada discusión entre un maestro y un alumno obligó a que se hicieran presentes las administrativas de la Universidad ya que por poco termina en agresión física. Cuentan los testigos, el joven siempre llega entre diez y veinte minutos tarde a su primer hora de clase, según él porque su religión le obliga a "no madrugar para que Dios ayude a otras personas", ésto provocó una reacción de desagrado por parte del docente, quien dice no entender como alguien se justifica en su religión para llegar tarde a todo sitio.

"El dice que su religión le obliga a no madrugar para que Dios ayude a otras personas, siempre llega tarde a la clase y antes en mala actitud y exigiendo que se le deje entrar, me faltó al respeto con insultos casi que biblicos, maldiciendo mi nombre y mi familia porque le exigí una explicación más lógica que esa, cualquiera se ofende con algo así" narró el maestro .

Piden los estudiantes se haga algo al respecto pues el hecho de que el joven llegue tarde es una falta de respeto no sólo al maestro sino a su clase también, de igual manera contra quienes están presentes desde temprano cumpliendo con el horario establecido por la institución.