Fue a un motel con su amante y su esposo era el celador.

Autor: Equipo de redacción Fecha publicación: 09/09/2018 

Una violenta riña protagonizada por el vigilante de un motel y uno de sus clientes fue controlada por las autoridades en las últimas horas por lo que al parecer es un tema de infidelidad. Según narración del propio vigilante, ese día el salió normal a trabajar a su puesto de  ubicación al norte de Bogotá pero minutos después de llegar allí, la central operativa de su empresa le llamó para que se dirigiera a un nuevo puesto ya que el guarda de allá no había podido asistir, el obedeció y se dirigió hasta el puesto el cual era un motel y allí transcurría su jornada laboral normal,  hasta que llegada aproximadamente la 1 de la tarde ingresó un taxi que fue a atender con absoluta normalidad, pero el destino le jugó la mala pasada, pues vió en la parte de atrás a su mejor amigo y a su esposa, lo cual desencadenó la violenta reacción por parte del sujeto donde el amante de la mujer salió gravemente lesionado en su rostro y en un brazo debido a los golpes. Aunque el vigilante no fue detenido, fue retirado inmediatamente del lugar y lo más seguro es que esto le cueste su empleo, además tendrá que esperar a ver si su “amigo” instaura el denuncio por lesiones personales.