Embarazó a su compañera de trabajo y no quiere responder, según el fue accidente laboral.

Un hombre demandado por su compañera de trabajo la cual se encuentra en la semana 26 de embarazo tuvo que ser llevado por la fuerza pública ante el juzgado de familia ya que había hecho caso omiso a las dos primeras citaciones.

El hombre no quería asistir porque según él, no tiene nada que ver con la mujer y su embarazo ” Nosotros somos compañeros de trabajo, ella sabe que yo tengo mujer y dos hijos más, nos enredamos en una aventura ahí, tiempo después me resulta diciendo que está embarazada y que es mío, yo como sé si por otro  lado no tenía alguien más, ademas si así fuera esto debería ser considerado un accidente laboral ya que yo nunca tuve vinculo sentimental con ella y las veces que ocurrió fue en la oficina”

Su argumento al juez de familia le sonó muy carente de lógica, por lo que ordenó una prueba de ADN en cuanto el infante nazca, mientras tanto la mujer debe hacerse cargo de los gastos que el embarazo implique registrando todo  en una contabilidad que pueda ser constatada con sus respectivos recibos, facturas y demás, si la prueba de ADN registra positiva y da como padre al hombre en cuestión, éste tendrá que correr con el 80% de los gastos que el embarazo acarree.