Asistió a la iglesia y se confesó, al salir fue capturado.

Autor: Equipo de redacción Fecha publicación: 17/10/2018 

Una detención  en las ultimas horas por parte de las autoridades a un peligroso delincuente se hizo efectiva frente a una iglesia católica en la localidad de Engativá en la capital colombiana, sobre el hombre pesaban varias ordenes de arresto por delitos relacionados con microtráfico y hurto agravado calificado. Según relató el sacerdote a las autoridades, el hombre llegó a confesarse con él, pero en cuanto empezó a escuchar las narraciones sobre el tipo de cosas que el sujeto quería que fueran perdonadas, le pidió un momento para ir al baño y aprovechó para así llamar a las autoridades, quienes hicieron presencia rápidamente en el lugar, esperaron se terminara de confesar y abandonara el sagrado recinto para proceder con la captura sin levantar sospecha. "El hombre llegó y empezó a decirme que el traficaba con drogas, que había robado algunas casas, que incitaba niños a que consumieran droga y los ponía a transportarla, yo decidí que debía llamar a las autoridades y ellos hicieron presencia acá, pero pues no esperaban que fuera el que tanto habían buscado" Cuenta el sacerdote de 72 años que dice que teme por su vida, pues lo más probable es que la organización de la cual el delincuente era uno de los cabecillas tome acciones contra el religioso, la iglesia manifestó por su parte que ya está ordenado su traslado para otra parroquia con el fin de preservar la vida del clérigo.